viernes, 19 de agosto de 2011

a ti no


Voy a comprarme una caja donde guardar todo aquello que me gusta, y mientras lo guardo de manera desorganizada me tomare un café. Mojaré mis ideas en mis pensamientos, entonces, dejaré de preocuparme por la música que suena y solo te veré a ti.








Qué pena que tú estés ciego.