miércoles, 24 de abril de 2013

bofetón y morreo


Que te vuelva a querer significa que me pierdo y que, 
el nuevo tratamiento no funciona una mierda. Que la cocina no me va a traer más que ganas de cocinarte y que, 
considere como única salvación pintarme los labios de un rojo cereza y los ojos con eyeliner líquido intentando imitar un poco el arte y las maneras de Rita Hayworth en Gilda.
Esa siempre fue la solución para cuando el vino y tu pelo.
El vino y tu pelo.



Él, vino.
Tú, pelo.


martes, 16 de abril de 2013

insolación desaprobada por el gobierno comunista


Finjamos que es verano y que estoy sentada al sol.
Que yo llevo un vestido ligero y que
sí, tú
quieres quitármelo.
Finjamos que el vecino está usando una radial
y que hay ropa blanca tendida al sol.
Que hay una cafetera puesta y que estás preparando el hielo.
Finjamos la poesía.
La narrativa.
Y las figuras literarias de Góngora.


Después, mataremos al vecino. Tiene una piscina preciosa en la que bañarnos desnudos.


sábado, 13 de abril de 2013

si no puedes aguantar yo dejo de hacerme el duro


El día que perdiste tus pestañas postizas
pudimos ver como la luz se iba,
y con ella tu falda.
Desaparecieron las motas de polvo
encharcando con aire fresco
los pulmones de cualquiera.
El carmín se convirtió en ardor
y tus pasos se transformaron para ser vuelo.



sábado, 6 de abril de 2013

me sabe la boca a cerveza

Quiero hablarte de las posibilidades y el caos
  del porque sí,
o de los "¿por qué no?" perdidos.
Y las estrellas titilan y yo,
   yo tirito.
y el piano suena y yo,
   yo sueño.


Tan clara es el agua como espesas son las nubes.


Yann Tiersen – Comptine d'un autre été, l'après-midi