martes, 29 de octubre de 2013

Vals

Me creo que es domingo porque
las nubes están muertas y a mí me cuesta un poco respirar.
Que la cosa en realidad no es tan complicada
pero mis ganas para contigo no me dan tregua.
Aún así, los coches siguen dando vueltas y yo con ellos.
Dejando de lado todo lo demás, me centro en los semáforos.
Verde
amarillo
[ ]
Rojo.

Ahora cada vez que intento asomarme al balcón
(o a ti)
o a la ventana,
(o a mí)
surgen siempre las mismas preguntas
con las mismas respuestas.


Ya casi han desaparecido las marcas de agua en las calles
y los charcos son cada vez más pequeños y más profundos.

Ven, vamos a ahogarnos.
Pero cógeme de la mano como
esas veces en las que es imposible estar más juntos
porque la física o la biología no nos lo permite.
Déjame que te quiera traspasar la piel e instalarme en tus huesos.

Y ven a verme caer rendida .

A cada instante un merecido descanso.


Las luces de neón que viven en tu boca
o el piano que no sé tocar.


jueves, 10 de octubre de 2013

pedantería.


La distancia simétrica entre tu espacio y el mío me indica la irrelevancia de este y por tanto la ecuación sin sentido que en algún momento voy a inventarme para intentar entender las cosas con especial claridad


y así poder poner pegas y pizzas de por medio.


También podríamos bailar y ya está.

viernes, 4 de octubre de 2013

universo n1: tú y yo


En este mundo en el que tú y yo no somos ni tú ni yo, podemos jugar al despiste y transformarnos en lo que queramos, siempre y cuando no delatemos que tú eres tú y que yo, soy yo.
Podríamos convertirnos en cocodrilos con una piel envidiable o en un saltamontes siempre listo para saltar. También podríamos ser excursionistas ansiosos de aventura o el plato más caro de un restaurante barato.
Aún así, tu elección es tuya y la mía, es mía. Y volvemos a delatarnos con las razones que escondemos o con el azar que estamos dispuestos a soportar.
Quiero decir que en otro universo en él que tú no eres tú ni yo soy yo, seguimos siendo tú y yo y todo este ejercicio de transformación no sirve para nada...
y qué lío y qué falta de organización.
Aún así, me pido cocodrilo.