miércoles, 11 de diciembre de 2013

cuentas.

Cuento las luces encendidas buscando respuestas a preguntas que no termino de encontrar. A lo mejor es ese el problema, buscar(te) de manera indefinida, idealizando un hipotético resultado significativo, detrás de las persianas de un viejo piso.
Las luces que antes eran once ahora son solo seis. También hay once naranjos, trece vallas, tres plantas en el balcón y demasiada niebla alrededor para ver nada con nitidez.



Tan solo quedan cuatro luces encendidas...


Ojalá pongan un columpio en el jardín.